Entrevista  a Joaquín Piña, secretario ejecutivo de la Coalición de Exportadores de Servicios de la Cámara de Comercio de Santiago

Exportación de servicios: retos y perspectivas

La exportación de servicios desde esta década supera los mil millones de dólares anuales en nuestro país y la tendencia es al alza. Si bien la oferta que Chile hace en este ámbito representa sólo el 0,3% del total mundial, las proyecciones son auspiciosas, escenario que implica grandes desafíos y oportunidades para el empresariado nacional.

Para profundizar en este aspecto nos reunimos con Joaquín Piña, secretario ejecutivo de la Coalición de Exportadores de Servicios de la Cámara de Comercio, quien compartió con e-xporta su mirada sobre el desarrollo de un sector poco conocido, pero no por eso menos importante para la economía.

¿La exportación de servicios en Chile es hoy más mito que realidad?

Según cifras del Banco Central  y la Balanza de Pagos, nuestros servicios exportables han crecido en forma sistemática y sostenida en el tiempo.

mundo exporta

¿Qué sectores han mostrado el mayor dinamismo durante los últimos años en nuestro país?

El sector no tradicional ha mostrado un mayor dinamismo, con la prestación de  servicios profesionales de arquitectura, ingeniería, construcción, tecnologías de la información. Los servicios no tradicionales son el nicho que más ha crecido en nuestro país durante los últimos años. Dentro de estos han crecido más aún los servicios empresariales.

¿Qué ocurre con otros sectores y su posicionamiento en el extranjero, como los trabajos audiovisuales, publicitarios, de diseños y ligados el mundo de los comics, impulsado por Pro Chile?

Lo que se observa que hay sectores con mercados atractivos para exportar y proveer servicios, como es el caso de los comics, audiovisuales y otras realizaciones, pero estos han respondido a programas limitados, que no tienen una política con todas las aristas, que incluya un plan de promociones para llevar al prestador de servicios en forma óptima al extranjero, incluyendo aspectos institucionales, regulatorios, tributarios e internos, entre otros.

¿Qué debilidades tenemos en la exportación de servicios?

En muchos ámbitos estamos partiendo y no existe una institucionalidad ad hoc al comercio de intangibles, a las exportaciones e importaciones de servicios, porque nuestra legislación tiene una institución que regula el proceso, que es el Servicio Nacional de Aduanas, pero su especialidad está enfocada en el comercio de bienes. También necesitamos conocer nuestras fortalezas, por ejemplo, saber en qué áreas somos competitivos, que tipo de profesionales tenemos en cada nicho y cuántos son. Del mismo modo, es necesario contar con profesionales bilingües certificados, para mejorar nuestro capital humano.

Respecto al tema de los instrumentos de fomento al sector, ¿qué programas existen?

En Chile tenemos programas de Corfo que son de fomento productivo, los cuales se aplican indistintamente para desarrollar productos o servicios. No hay programas específicos destinados al desarrollo exportador de servicios, ahí hay un tema de institucionalidad. Nuestro país no se da cuenta de las potencialidades de este sector y debe crear los instrumentos básicos para desarrollarlo.

BARCO¿Cuál cree usted son los acuerdos de integración económica que hoy ofrecen mejores oportunidades para los exportadores de servicios chilenos?

Soy un poco crítico de los TLC en servicios. Creo que en nuestro país y otras naciones de Latinoamérica no han tenido el efecto deseado para dinamizar a los sectores incorporados. Esto se debe a que la negociación en la práctica no produce un efecto liberalizador que existe en el caso de las mercancías, que al finalizar un acuerdo baja los aranceles significativamente. No pasa lo mismo en el caso de los servicios y se produce una consolidación a la normativa discriminatoria entre las partes que firman un acuerdo.

¿Cuál es el principal desafío que tiene el sector servicios para poder proyectarse hacia el exterior?

Debemos desarrollar una oferta atractiva de capital humano hacia el exterior. Somos un país pequeño y con profesionales altamente técnicos, por lo tanto vamos a tener un recurso humano concentrado en ciertos servicios boutique. Podría existir más organización gremial entre profesionales de una misma área, para certificar competencias y servicios. Chile goza de un gran prestigio en América Latina en cuanto a nuestros profesionales, por lo tanto eso hay que explotarlo, falta el trabajo país y que haya una política decidida para fomentar y desarrollar este sector exportador con todo su potencial.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here